lunes, 7 de enero de 2008

ES TARDE



Fuiste capullo en flor

y cruzaste por mi estancia,

dejaste la sutil fragancia

de tu divino olor.

Olor que se desvanece

como fuerte verano,

al no querer estar tú

en terreno abonado.

Hoy vuelves de nuevo

pero no en primavera,

quieres darme alegría,

sin embargo tengo penas,

penas de verte marchita,

de no sentir tu olor,

pesares,

de que llega el invierno y tu sin un poco

de amor.

OH flor bendita de sutiles fragancias

si volvieras de nuevo a cruzar

por mi estancia .



copyright©

No hay comentarios: