jueves, 11 de junio de 2009

La Trampa





Quise hacer un abrigo de besos

y pensamientos,

de abrazos

y de ternuras, como testigo

tendré el cielo .


En una intensa

noche de luna

que apocara hasta el lucero,

la suave brisa cantaba melodías

con su triste eco .



Te envolví en ese abrigo

y te lleve hasta mi lecho,

deseaba beber de tu savia

llena de amor al encuentro,


destilaban mis manos

fragancias de azahares

y enternecidos los dos cuerpos

nos llenamos de amor


hasta que dispuso el cielo.





copyright©



No hay comentarios: